LOS INFORMES SECRETOS DE LA TOMA DE GRANADA

El 2 de enero de 1492 es el día más importante en la historia de España. Aquel día, el rey moro Boaddil rindió la ciudad de Granada a los Reyes Católicos, poniendo así fin a casi 800 años de ocupación musulmana de Hispania. Pero el gran acontecimiento no fue celebrado solo en España, en Europa, la caída del islam fue también celebrado, pues en la memoria colectiva de los europeos todavía estaba fresco el recuerdo de la violenta invasión de Bizancio (actual Turquía) y la caída en manos musulmanas de su entonces brillante capital Constantinopla (actual Estambul), un triste recuerdo acaecido tan solo 39 años antes de la toma de Granada por los Reyes Católicos. Así pues, con la reconquista de Granada, Europa recuperaba un territorio en el sur de la Península Ibérica tras la reciente pérdida de un buen pedazo continental.

Con la Toma de Granada aquel feliz 2 de enero de 1492 iba a aparecer un nuevo espacio geopolítico que tendría unas consecuencias a nivel mundial, por lo que muchos reinos europeos enviaron emisarios junto a los Reyes Católicos para ser testigos de aquel acontecimiento. Ese fue el caso de Bernardo del Roi, embajador del Dux de Venecia, quién acompañó a Los Reyes Católicos en su entrada en Granada el 2 de enero de 1492. El embajador veneciano escribió en una carta fechada el 7 de enero a la máxima autoridad de Venecia, entre otras cosas:

“E inmediatamente se ordenó que los prisioneros que estaban en poder de los moros saliesen fuera , los cuales vinieron en procesión con la cruz y la imagen de la bienaventurada Virgen , la cual llevaban con sus cadenas ; Y yo los conduje a donde el rey como católico príncipe los recibió benignamente , y me mandó que esperase a la reina , la cual venía con la demás gente , y con ella estaba el cardenal de España , y la dicha reina los recibió con gran reverencia y ordenó que fuesen llevados al castillo de Santa Fe .”

Hieronymus Münzer un erudito alemán, humanista, médico, geógrafo, cartógrafo, conocido viajero y coautor de Las Crónicas de Núremberg o Schedel Weltchronik, conocida principalmente por contener el primer mapa impreso de Alemania. Hieronymus Münzer escribió el testimonio de lo ocurrido por boca del Conde de Tendilla, uno de los hombres de confianza de Fernando I el Católico y que tuvo un papel protagonista aquel 2 de enero de 1492:

“Era la ciudad cárcel horrenda de más de dos mil christianos que en ella padecían durísimo cautiverio , arrastrando grillos y cadenas , forzados como bestias a arar la tierra y compelidos a ejecutar los más sórdidos y denigrantes menesteres . Hay allí catorce hondas y enormes mazmorras , abiertas en la misma roca , a las que se entra por estrechísimo portillo , capaz cada una de ellas para ciento y doscientos prisioneros . En alguna ocasión llegó a haber en Granada siete mil christianos en cautiverio , distribuidos entre esta cárcel y las casas de los particulares ; Muchos sucumbieron de hambre durante el sitio de la ciudad , y cuando se tomó eran pocos los supervivientes , que sólo mil quinientos fueron entregados al rey al tiempo de entrar en ella .”

“Se le presentaron setecientos cincuenta y dos cristianos cautivos, tan extenuados por el hambre, que el rey les reconfortó con caldo de gallina y otros alimentos. Se hallaba entre ellos cierto alemán, Enrique Murer, que padeció durísima esclavitud durante cuatro años. Apareció también entre los otros cautivos un anciano de luengas barbas, que afirmó llevar cautivo cuarenta y ocho años. Al cual dijo la reina: ¿Qué hubieras pensado si al primer año de tu cautiverio se te hubiera dicho: todavía no ha nacido tu redentor? A lo cual respondió acongojado: Me hubiera muerto de pena.”

Al salir los cautivos con una pequeña cruz de madera, gritaban a grandes voces: Llegaste, ¡Oh, Redentor del mundo!, que nos has liberado de las tinieblas del infierno. Se postraron en tierra el rey y la reina, diciendo entre abundantes lágrimas: ¡Oh, cruz, salve, esperanza única! ¡No a nosotros, sino a tu nombre se dé gloria! ¡Oh, cuánta tristeza mezclada con júbilo!”

Hieronymus Münzer: Viaje por España y Portugal, en los años 1494 y 1495.

Pero la carta más importante de todas, fue la que escribió el propio rey Fernando el Católico al entonces Papa de Roma, Inocencio VIII

“Muy Sancto Padre . Vuestro muy humilde e devoto fijo el rey de Castilla , de León , de Aragón , de Secilia , de Granada [etc] , beso vuestros pies e sanctas manos e muy humildemente me encomiendo en vuestra Sanctidat . A la cual plega saber que plugo a Nuestro Señor darnos complida victoria del rrey e moros de Granada , enemigos de nuestra Sancta Fee Cathólica , porque oy , dos días de enero deste año de noventa e dos , se nos ha entregado la çibdat de Granada con el Alhambra y con todas las fuerças della y con todos los castillos y fortalezas que nos quedavan por ganar deste rreyno , y lo tenemos todo en nuestro poder y señorío . Fágolo saber a vuestra Sanctidat por el grand plazer que dello avrá , aviendo Nuestro Señor dado a vuestra Sanctidat tanta bienaventurança que , después de muchos trabajos , gastos y muertes y derramamientos de sangre de nuestros súbditos e naturales , este rreyno de Granada , que sobre seteçientos e ochenta años estava ocupado por los infieles , en vuestros días y con vuestra ayuda se aya alcançado el fruto que los Pontífiçes passados , vuestros anteçessores , tanto dessearon y ayudaron a loor de Dios , Nuestro Señor , y enxalçamiento de nuestra Sancta Fee Apostólica .”

error

AYUDA A DIFUNDIR