AQUEL VIEJO IRLANDÉS ALIADO DE ESPAÑA

Dunluce Castle, en la costa norte de Irlanda

Dunluce Castle, situado en la localidad del mismo nombre en el Condado de Antrim, Ulster, Irlanda del Norte. Era el hogar en tiempos de la Armada de 1588 (Invencible), del por entonces octogenario y carismático Sorley Boy MacDonnell, un católico rebelde irlandés que mantenía a raya a los ingleses en su condado.
Cuando tuvo contacto con los primeros náufragos de la Armada, les prometió devolverles a España si antes estos le ayudaban a luchar contra los ingleses y a instruir a sus hombres, conocedor del valor y experiencia de los soldados españoles. Así fue y cumplió con su palabra, enviando a los españoles a la neutral y católica Escocia, donde a su vez, los primos de Sorley Boy enviaban en sus barcos mercantes con destino a Amberes a los españoles.
El castillo se encuentra cerca de la famosa Calzada del Gigante y también cerca de allí, naufragó la galera Girona, un barco italiano perteneciente a la escuadra de Levante, que formó parte de nuestra querida Armada de 1588. Aquel fue uno de los más trágicos naufragios por la virulencia del mar y las punzantes rocas de la costa.
De todos los clanes irlandeses que apoyaron y protegieron a nuestros náufragos, Sorley Boy fue el que más y como su clan era muy conocido en toda la isla, desde todos los lugares hubo una auténtica peregrinación de españoles cruzando la isla para llegar hasta Dunluce, donde eran acogidos, vestidos, alimentados y enviados a Escocia.
Algunos se quedaron allí de por vida, casándose con irlandesas y como parte de una guardia personal de Sorley Boy.
No hay cifras exactas de cuantos españoles salvaron la vida gracias a Sorley Boy pero según la historia verbal que se ha transmitido en la familia MacDonnell hasta nuestros días, hablan de entre 1.000-2.000 españoles.
Así que cuando entre en un pub irlandés y pida una pinta de Guinnes, no olvide antes del primer trago brindar en memoria de nuestro gran aliado irlandés Sorley Boy MacDonnell

SÍ TE HA GUSTADO, POR FAVOR COMPARTE

AYUDA A DIFUNDIR