DOMINGO DE BONECHEA Y ANDONAEGUI

DOMINGO DE BONECHEA Y ANDONAEGUI

21-9-1713 Getaria (Guipúzcoa) – 26-1-1775 Tautira (Tahití)

Nacido en el seno de una familia de arraigada tradición marinera, ingresó muy joven en la Armada española. A los 19 años ya era piloto, a los 27 alférez de fragata, a los 36 alférez de navío, a los 38 teniente de fragata, a los 40 teniente de navío y con 53 años fue ascendido a Capitán de fragata.

Según los informes de la Armada y de los marinos con los que convivió, Bonechea es descrito como un excelente marino, inteligente, bondadoso, recto, muy trabajador y de enorme lealtad a España.

Domingo Bonechea y Andonaegui

Combatió en los combates que hubo entre 1733 y 1748 en la Guerra de Sucesión de Polonia. En la Guerra del Asiento contra Inglaterra, participó en diversos combates, entre los que destaca el de Cabo Sicié (1744). Durante la Guerra de los Siete Años (1756-1763) participó en la batalla de La Habana (1762) y tras un duro combate fue obligado a rendirse a los ingleses. También realizó acciones de corso en Europa y América. Pero tal vez, su mayor contribución a España y al mundo de la navegación y exploración, fueron las dos expediciones pacíficas a la Polinesia en las que estuvo al mando de una fragata, la Santa María de la Magdalena, a la que todos llamaban El Águila.

La primera expedición, partió el 26 de septiembre de 1772 del Callao, y fondeó en Tahití el 12 de noviembre. En este viaje avistaron y levantaron mapas de las siguientes islas polinesias: San Simón y San Judas (Tauere), San Quintín (Haraiki), Todos los Santos (Anaa), San Cristóbal (Mehetia), Amat (Tahití), Santo Domingo (Moorea). Tras casi tres meses de estancia en la Polinesia, pusieron rumbo a la segunda parte; la isla de Pascua aunque antes recalaron en Valparaíso (Chile) para repostar víveres y hacer las pertinentes reparaciones en la fragata. Cuando estaban cerca de Pascua, una vía de agua en la fragata hizo reconsiderar la situación y decidió poner fin a la expedición para evitar males mayores y regresaron a El Callao.

La segunda expedición tenía como objetivo dejar una pequeña colonia en Tahití y descubrir nuevas islas. Bonechea, a bordo de la fragata Águila, acompañado del paquebote Júpiter, partió del puerto del Callao el 20 de septiembre de 1774 y arribó en Tahití el 8 de noviembre. En este viaje se descubrieron las siguientes de islas de las Tuamotu y Sociedad: San Narciso (Tatakoto), de las Ánimas (Amanu), de los Mártires (Tekokoto), San Juan (Hikueru), San Julián (Motutunga), San Blas (Faaite y Tahanea), San Diego (Makatea), Tres Hermanos (Tetiaroa), Pelada (Maiao), de los Pájaros (Maiao), Hermosa (Huahine), Princesa (Raiatea), isla próxima a la Princesa (Tahaa), San Pedro (Borabora) y San Antonio (Maupiti).

El 5 de enero de 1775 en la Convención de Tautira (Tahití), se proclamó a Carlos III como rey de Tahití. Con el permiso de los jefes tahitianos, que cedieron un terreno en Tautira, se construyó una casa en la que quedaron cuatro personas en la isla; dos franciscanos (fray Jerónimo Clota y fray Narciso González), el soldado intérprete Máximo Rodríguez y el marinero Francisco Pérez. Como en el primer viaje, se levantaron planos de las islas descubiertas y a su vez se corrigieron algunas demarcaciones anteriores.
En Tahití y a bordo de la fragata Águila murió de enfermedad Domingo Bonechea, el 26 de enero de 1775, siendo enterrado con gran ceremonia en Tautira (Tahití), enfrente del lugar donde se construyó la casa-misión. Actualmente, existe una talla en madera de su presunto rostro y una placa en la iglesia de Maria No Te Hau (Nuestra Señora de la Paz) de Tautira, en recuerdo del marino español.

Las decisiones que adoptó en el curso de sus expediciones corroboran que demostró un sorprendente respeto por la dignidad de los indígenas, por sus recursos económicos y sus leyes, así como una infinita paciencia en los continuos encontronazos derivados del choque cultural. Hasta James Cook reconoció esa gran labor cuando visitó por primera vez aquellas islas.

 

 

 

 

SÍ TE HA GUSTADO, POR FAVOR COMPARTE

AYUDA A DIFUNDIR