DIEGO DE LOSADA FUNDA CARACAS

Sello conmemorativo

El gobernador y capitán general de la provincia de Venezuela, Alonso Bernáldez de Quirós designó a Diego de Losada para que realizara el sometimiento de los indios caracas, empresa en la cual habían ya fracasado cinco anteriores expediciones. La gran dificultad de tal empresa era debido a los indios caribe que dominaban la zona, una tribu cuya cultura giraba en torno a la guerra y que era capaz de reunir hasta 17.000 guerreros, muy bien organizados y extremadamente feroces. Pero precisamente la ferocidad de estos indios les había granjeado fuerte enemistades con otras tribus a las que tenían  sometidas, como era el caso de los jiraharas que encontraron en los españoles  unos aliados con los que poner fin a su calvario.

Losada y sus hombres se adentran en el Valle del Miedo

En 1567 Diego de Losada al mando de 300 españoles y 16.000 indios jiraharas se adentraron en el Valle del Miedo donde ocurrieron los primeros combates, saliendo victoriosa la alianza hispanoindia pero aun quedaba lo más difícil y la autentica finalidad de la expedición; el Valle de los Caracas, zona de claro dominio de los caribes y lugar donde se encontraban vetas de oro. Al llegar al Valle de los Caracas, el 25 de julio de 1567, Losada funda sobre las ruinas y cenizas de la villa fundada por el mestizo Francisco Fajardo y el castellano Juan Rodríguez Suárez, la ciudad de Santiago de León de Caracas, la actual capital de Venezuela. Comienzan los ataques diarios de los indios caribe en un intento por acabar con la presencia de los españoles en la zona, como ya había ocurrido en años anteriores pero pese a las hostilidades, Losada y sus hombres comienzan la construcción de la ciudad al tiempo que reconstruyen otro asentamiento cercano que había sido destruido por los caribe, el puerto de Nuestra Señora de Carballeda (actual Caraballeda). Ambas poblaciones se desarrollaban en un ambiente de asedio por parte de los indios caribe pero una y otra vez los ataques eran rechazados.

En vista de la situación, 16 caciques caribe se reunieron para organizar un gran ataque sobre la incipiente ciudad hispana. En total consiguieron reunir 14.000 guerreros que atacarían la ciudad desde un lugar elevado, en Maracapana, en las inmediaciones de lo que hoy es el Parque del Oeste y Plaza Sucre de la ciudad de Caracas. Mientras, los españoles, ajenos a lo que se estaba preparando, habían organizado una partida al mando de Pedro Alonso Galeas en busca de bastimentos y durante esta marcha los españoles se toparon con la gente del cacique Guaicaipuro, una columna de 2.000 guerreros. El capitán español decidió distraer a la columna contraria mediante repetidas acometidas; así la mantuvo hasta que entrada la noche, debido al mal tiempo y a la distracción española, los indios se retiraron. Entre tanto, los guerreros situados en Maracapana, al ver que pasado el mediodía no llegaba Guaicaipuro, que comandaría las acciones como líder principal, empezaron a retirarse. Quedaron entre 10.000 y 14.000 guerreros, quienes al mando del cacique Tiuna avanzaron hacia la ciudad.

Enterado Diego de Losada de la situación y en vista que se estaba preparando una ofensiva, marchó hacia la zona con cerca de 18.0000 aliados jiraharas. Teniendo ahora una ventaja numérica Losada cargó contra los guerreros caribes a quienes puso en retirada después de un sangriento combate, que resultó un desastre para Guaicaipuro con altísimas perdidas.​ Sólo el cacique Tiuna y sus hombres quedaron en el campo de batalla. Durante el combate, un oficial llamado Francisco Maldonado, arremetió contra Tiuna pero el indio, esquivando el golpe, le dio una estocada con la cual le atravesó un muslo y lo derribó del caballo, sin dar tiempo a que se incorporase, le propinó otra lanzada en un brazo. En socorro del herido intervinieron tres castellanos y haciéndoles cara, Tiuna hirió a 2 de ellos, y cuando atacó al tercero, fue muerto por una flecha disparada por un jirahara aliado de los españoles.

Losada y sus aliados jiraharas

Tras la batalla de Maracapana la hegemonía de los caribe en la zona llegó a su fin; sus ejércitos estaban mermados y sin animo para mas combates a los españoles pero para evitar más conflictos en el futuro era necesario dar con el paradero del cacique Guaicaipuro. Un tal Francisco Infante y sus hombres, conducidos por guías nativos dieron con el paradero de la choza de Guaicaipuro, en las cercanías de Paracotos. Según la leyenda, Guaicaipuro prendió fuego a su choza y se suicidó antes de permitir que los españoles lo encontraran con vida. Sin embargo, la otra versión sobre su muerte, narra que tras una larga batalla por su vida, los españoles, imposibilitados de entrar a la choza, decidieron lanzarle una bomba de fuego sobre el techo de paja, obligando con ello a salir a Guaicaipuro que perece luchando.

Todos estos datos acerca Guaicaipuro, son tomados de la obra de José de Oviedo y Baños, Historia de la conquista y población de la Provincia de Venezuela, quien es el único que ofrece estos detalles de Guaicaipuro. Pues sobre la existencia o no de Guaicaipuro como líder no hay hasta hoy pruebas documentales ciertas. Existen algunos escasos documentos copiados de otros de 1585  que mencionan de pasada a Guaicaipuro como simple cacique de los Teques, pero su papel de líder heroico es sólo sustentado por la narración del historiador José de Oviedo y Baños que escribe sobre esos hechos en 1723, y en cuya obra se han descubierto numerosos errores históricos. De hecho, Oviedo es el que inicia narrativamente la supuesta existencia histórica de Guaicaipuro como líder, pues en los amplios archivos documentales que hablan del período entre 1568 y 1723 no se menciona esta gesta descrita por Oviedo en ninguna forma.

Diego de Losada falleció poco tiempo después de la fundación de Caracas, a fínales de 1569 en Borburata, cerca de Puerto Cabello, a la edad de 58 años.

Diego de Losada por el pintor venezolano Antonio Herrera Toro

 

Primer plano de la Ciudad de Caracas. Realizado en 1578 por Juan de Pimentel

 

SÍ TE HA GUSTADO, POR FAVOR COMPARTE

AYUDA A DIFUNDIR